Aumento mamario

Si ha soñado con aumentar o mejorar algún defecto de sus senos, esta cirugía es una elección a considerar. ¿Qué puede lograr con este procedimiento?

  • Corregir una diferencia de tamaño entre ambas mamas como un procedimiento reconstructivo
  • Acrecentar la plenitud y proyección de sus senos
  • Mejorar el equilibrio de su figura
  • Mejorar la imagen que tiene de sí misma y su confianza

¿En qué consiste?

El aumento mamario es ambulatorio se realiza en un quirófano debidamente certificado bajo anestesia general.

La cirugía se lleva a cabo colocando implantes detrás del tejido mamario o debajo del músculo del pecho, la incisión se diseña para que la cicatriz resultante sea casi imperceptible.  Por medio de esa incisión, se levanta el tejido mamario y se coloca la prótesis.

¿Qué riesgos tiene la intervención de aumento mamario?

 La cirugía de aumento mamario es una técnica segura, siempre y cuando sea realizada por un cirujano plástico calificado. Sin embargo, como en cualquier operación siempre pueden existir complicaciones y riesgos asociados.

Por otro lado, existe una complicación relacionada con la implantación de la prótesis, llamada contractura capsular. Es parte de la respuesta natural del cuerpo formar una capa de tejido cicatrizar alrededor del implante mamario cuando cicatriza.  A este tejido se le llama cápsula. Sin embargo, cuando la cápsula comienza a contraerse, genera presión sobre el nuevo implante y provoca dolor, endurecimiento el seno y distorsionando de su forma.

Existen varios grados de contractura, pasando en ocasiones desapercibido por el paciente. Sin embargo cuando la contractura es intensa, se altera la forma de la mama al desplazarse la prótesis, pudiendo incluso ser dolorosa. Para resolver esta circunstancia se precisaría una nueva cirugía para extraer la cápsula y permitir que la prótesis recupere la forma deseada.

¿Podré dar de mamar a mi hijo con el pecho operado?

En la actualidad los implantes suelen colocarse detrás del músculo pectoral y no se provoca ninguna alteración del tejido glandular ni del pezón, que son los implicados con la lactancia. Gracias a estas nuevas técnicas no habrá ningún problema.

¿Es necesario cambiar la prótesis con el pasar de los años?

En ningún caso se puede establecer un período tiempo fijo que requiera el cambio de los implantes. Se recomienda hacer las revisiones mamográficas habituales para controlar su estado y consultar cuando se aprecien modificaciones respecto a estudios previos.

¿Las prótesis pueden producir cáncer de mama?

No hay evidencia científica de que exista una relación entre las prótesis y el cáncer de mama.

¿Las prótesis interfieren en una mamografía?

Las mamografías son igualmente fiables. Sin embargo, es conveniente advertir al radiólogo antes de realizar la mamografía, de forma que adapte el estudio a dicha circunstancia.

¿Pueden romperse las prótesis?

La rotura de los implantes es altamente improbable pudiendo darse en circunstancias muy puntuales como un accidente en el que se rompiese la cápsula. En ningún caso se puede romper una prótesis viajando en un avión.

¿Las prótesis producen caída del pecho?

No, siempre y cuando sean del tamaño adecuado para la paciente. Si se colocan volúmenes muy grandes la distensión normal de la piel puede acarrear el descenso del pecho.

¿Es una cirugía dolorosa?

Si bien la percepción del dolor varía en cada persona, los pacientes no la consideran una cirugía muy dolorosa. Es normal que el paciente presente molestias los primeros días, por lo que debe de limitarse la actividad normal.

¿Cuánto tiempo dura la recuperación?

Cuando se realiza un trabajo en el que no hay que realizar esfuerzos físicos, similares al trabajo en una oficina, los pacientes suelen reincorporarse a los tres o cinco días.